Un estudio demuestra los efectos visibles del cambio climático

Actualidad 15 de abril de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
La Organización Meteorológica Mundial realizó este estudio que demuestra las consecuencias que afectan a la salud y la alimentación, entre otras.
earth-3355931__340

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) publicó en los últimos días un informe que da cuenta de las consecuencias del cambio climático. Específicamente, el documento hace referencia a los fenómenos meteorológicos que surgieron como efecto de este cambio y que impactos se producen en el desarrollo económico, la salud, la alimentación de las personas y la naturaleza. 

Teniendo en cuenta que el año 2019 fue el segundo año más cálido del que se tiene registro y que la temperatura superó los 1,1ºC, el camino no es tan alentador respecto de los objetivos del Acuerdo de París, de mantener el aumento de temperatura por debajo de 2ºC para finales de este siglo. 

El derretimiento de los glaciares y cubiertas de hielo, la modificación del nivel del mar, el calentamiento de los océanos, las sequías, las inundaciones, las olas de calor y otros fenómenos que ponen en riesgo la salud humana son algunas de las consecuencias.¿Es posible que se produzca un colapso ambiental? La respuesta es contundente. El propósito es mitigar el impacto del cambio climático a tiempo. 

El bienestar de la población está fuertemente afectado por los cambios climáticos que a veces pueden llegar a ser mortales. Se produce un aumento del riesgo sanitario y la expansión de los virus están a la orden del día aumentando el riesgo de infección. Lo factores meteorológicos también ponen en riesgo la seguridad alimentaria de muchas zonas del planeta provocando situaciones de crisis. Las sequías, el clima cambiante y las inundaciones generan múltiples dificultades en el cultivo de alimentos. 

De un tiempo a esta parte también ha subido el nivel del mar como consecuencia de la expansión térmica del agua y la alteración de las corrientes oceánicas. Asimismo, se está perdiendo hielo marino en ambos polos,  devastando la zona Ártica y Antártica, modificando la vida de muchas familias y destruyendo ecosistemas. 
Finalmente, los ciclones tropicales se vieron incrementados y expandidos a zonas donde antes no había. La temporada 2018-2019 en el hemisferio sur también superó los registros medios, al formarse 27 ciclones. De igual manera, en todos los continentes hubo inundaciones y crecidas como consecuencia de copiosas lluvias. 

“La OMM desempeña una función destacada en las actividades internacionales destinadas a vigilar y proteger el medio ambiente. La Organización alerta al mundo sobre el agotamiento de la capa de ozono, la variabilidad del clima y el cambio climático y sus efectos, así como sobre la disminución de los recursos hídricos y la calidad del aire y del agua”, dice el organismo en su sitio oficial. 

En ese mismo sentido agrega: “En colaboración con otros organismos de las Naciones Unidas y los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales de sus Miembros, la OMM también apoya la aplicación de varios convenios y convenciones medioambientales, y contribuye de manera decisiva a proporcionar asesoramiento y evaluaciones a los gobiernos sobre cuestiones relativas a los mismos”

Te puede interesar