Las terapias alternativas son cada vez más utilizadas junto a la medicina tradicional

Energía 23 de abril de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
Su objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes y disminuir las afecciones de alguna problemática
physiotherapy-2133286_640

En los últimos 20 años hubo un incremento de la utilización de las terapias alternativas por parte de la población en general. Este tipo de medicina que acompaña a la tradicional, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de muchos de los pacientes y generalmente se utilizan de manera conjunta con la medicina tradicional, para sobrellevar los síntomas emocionales de alguna patología. 

La principal diferencia de las terapias complementarias con las prácticas médicas tradicionales, tienen que ver con el enfoque que las primeras adquieren. Estas están basadas en algunas investigaciones y los resultados aún no son suficientes para darle un enfoque homologado a su uso. Las segundas por su parte, están basadas en las investigaciones científicas y las pruebas que se hacen para verificar su eficacia y seguridad. En conclusión, las terapias alternativas no se consideran un tratamiento de primera línea sino una ayuda y complemento a los tratamientos médicos convencionales. 

Como todo lo que no es masivo, las terapias alternativas tienen defensores y detractores por asegurar que carece de respaldo científico y que puede poner en riesgo el tratamiento médico. El secreto está en contactar un terapeuta que esté calificado y amparado bajo algún organismo profesional. Además, más allá de que existan terapias que puedan llevarse adelante desde el hogar, siempre es importante contar con la guía de un profesional para que sea efectiva. 

La elección de algún tipo de terapia depende de la enfermedad y preferencias del paciente.  Entre las terapias alternativas se puede considerar a la acupuntura, la aromaterapia, los masajes, la homeopatía y la reflexología entre otras. 

La acupuntura se basa en la inserción de agujas en puntos específicos del cuerpo para estimular los impulsos nerviosos. Sirve sobre todo para aliviar el dolor. En cuanto a la aromaterapia se puede decir que a través del uso de aceites esenciales en difusores, masajes o baños se produce un efecto relajante que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. 

Los masajes se pueden definir como la presión y manipulación de los tejidos blandos para la relajación y la promoción del bienestar, en búsqueda de reducir la tensión muscular y calmar dolencias. 

La homeopatía por su parte, se basa en la ley de similitud o de los semejantes, la cual afirma que una sustancia que provoca determinados síntomas en una persona sana, en pequeñas cantidades, es capaz de curar los mismos síntomas o semejantes en una persona enferma. 

Finalmente, la reflexología actúa teniendo en cuenta que en nuestro cuerpo existen pequeños puntos donde se reflejan lugares del cuerpo y a través de la estimulación de estas partes actuamos en forma refleja en las distintas partes equilibrando su estado energético y llevando la salud a él.

Noe Fernández Di Santi

Licenciada en Cinematografía por la Universidad Nacional de Tucumán y Periodista Deportivo por Tea y Deportea. Se diplomó en Periodismo Digital por Tea y Deportea y la Universidad de San Andrés y actualmente es maestrando en Comunicación Digital Interactiva por la Universidad Nacional de Rosario. Se desempeñó como periodista digital en diferentes medios online y actualmente es miembro del equipo de prensa del Ministerio de Educación de Tucumán, Argentina. Es cofundadora de Consultora Mate, un proyecto de mentoría, asesoramiento y educación en comunicación.

Te puede interesar