Mindfulness, una técnica que ayuda a comer sin ansiedad

Vida natural 01 de enero de 2022 Por Redacción
Se utiliza también para combatir el estrés. Un experto nutricional da consejos sobre cómo regular las emociones y cambiar la relación con la alimentación.

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

mindfulness
El mindfulness ayuda a comer más despacio y a mejorar la salud.

El mindfulness es considerado una práctica de meditación, una técnica de relajación y una actitud más distendida ante la vida. La doctora Perla Kaliman, profesora de la Universidad de Cataluña e investigadora de la Universidad de California, reveló que es una herramienta que se puede usar en cualquier situación y en cualquier momento del día, incluso para moderar el consumo de alimentos.

Muchas situaciones cotidianas afectan a las personas y eso repercute en las emociones: estrés, ansiedad, nervios. Y todo eso influye en cómo y cuánto se come.

Guirao-Goris, experto en mindfulness nutricional, aseguró en SabertveVivir que el secreto está en “cada bocado que damos como si fuera un momento diferente; los sabores, las texturas, los olores son distintos y ese bocado es único e insustituible”.

Mindfulness: consejos para comer con tranquilidad

El especialista brindó una serie de tips para disfrutar la comida y combatir la ansiedad oral:

  • Dedicarle al menos siete minutos a saborear los dos primeros bocados de comida.
  • Observar bien la comida: sus ingredientes, formas, colores y olores.
  • Pinchar el primer bocado y detenerse unos segundos antes de masticarlo.
  • Dejar los cubiertos encima de la mesa y saborear bien el alimento antes de tragarlo.
  • Masticar lentamente para triturar bien los alimentos.
  • Intentar seguir el recorrido del bocado hasta que llega al estómago.
  • Repetir el mismo procedimiento con el siguiente bocado.


Comer rápido: los efectos en la salud

El experto en mindfulness nutricional explicó el impacto negativo de comer rápido en la salud:

  • La comida llega al estómago en pedazos grandes, sin triturar: esto provoca que la digestión sea más lenta y pesada, restándole energías al consumidor.
  • Se traga más aire: lo que provoca gases y dolor abdominal.
  • Se consumen hasta 300 calorías más en cada comida: un estudio publicado en la revista de la Asociación Americana de Dietética informó que cuando se come rápido, la leptina (hormona de la saciedad), no tiene tiempo de enviarle la señal de hartazgo al estómago, por lo que se come de más.


Mindfulness: sus orígenes

El mindfullness es una práctica nacida en Oriente que se ha adaptado a nuestro estilo de vida y que permite gestionar las emociones y que se descubran cuáles son los pensamientos más recurrentes para poder cambiarlos y así recuperar el bienestar general.

La práctica de la meditación, basada en la atención plena, está cada vez más integrada al ámbito clínico. Numerosos estudios científicos ya han demostrado que este tipo de prácticas mejora la calidad de vida, la salud cardiovascular y el sistema inmunitario.

También se comprobó que la meditación preserva la integridad de ciertas zonas del cerebro al envejecer y mejora algunas de sus funciones como, por ejemplo, la atención. Todos estos datos sugieren que meditar beneficia el bienestar general y promueve un envejecimiento más saludable.

Beneficios del mindfulness

  • Fortalece el sistema inmune.
  • Promueve una sensación de bienestar general.
  • Tus pensamientos positivos se convierten en mayoritarios.
  • Combate el estrés.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Aumenta la atención y la capacidad resolutiva.

Te puede interesar