Nuevas construcciones ecológicas a partir de tetra briks y cerámicos

La construcción la hizo un vecino de Neuquén, provincia de Argentina, en 4 meses. Usó 500 tetra brick para revestirla y el piso lo hizo con trozos de cerámicos.
construccion-domo-plottier


A veces los problemas de salud nos hacen cambiar radicalmente la manera de ver la vida, y eso es lo que sintió Horacio Ríos, quien luego de tener una operación de corazón empezó a dedicarle tiempo al reciclado y construyó en su casa un domo en el que planifica realizar un local como fuente de trabajo.

Si bien fue Horacio el que puso manos a la obra a esta construcción, especialmente su esposa Valeria fue la que lo guió en la importancia de cuidar el planeta reutilizando elementos que sino, irían a parar a la montaña de basura.

“Lo primero que empezamos hacer fue clasificar materiales, separar lo orgánico para realizar una huerta”, recordó Horacio, de sus primeros meses después de la operación que lo dejó sin trabajo y con muchos cuidados de su cuerpo.

El proceso de reciclado empezó desde la base que mide 4,30 por 4,30 metros. Para construirla Horacio juntó restos de bolsas de cemento de obras de amigos, e incluso reutilizó pedazos de hierro que encontró tirados.

37ed27de966894c1c697caf9344edaf5

“Juntamos los nylon de las obras en la zona donde tiran cubiertas, traté de rescatar todo lo que me podía servir. Para la base hice una malla sima y la iba atando con los hierros de 20 centímetros por 20. Reutilicé todo, no me quedó nada. Fueron muchos viajes, días de frío”, describió Horacio, sobre sus días de recolección de elementos durante el 2020.

Una vez lista la estructura, durante el primer día de lluvia se dio cuenta que entraba agua, por lo que buscó una manera de protegerla. Y la respuesta la encontró en los tetra brick que se utilizan para las leches, jugos o purés de tomate.

Utilizó 500 tetra brick para cubrir, aislar y proteger al domo. Para utilizarlos debió lavarlos, cortarlos, darle forma de cuadrados y pegarlos casi como si fueran tejuelas.

Los primeros los juntó solo, luego en la Feria de su pueblo se encontró con que desde el Ente de Desarrollo Económico de Plottier (EDEP) organizan recaudación de elementos reciclables y lo conectaron con la empresa Ecopet Patagonia quienes le facilitaron la mayoría de los envases para su reciclado.

techo

La puerta del domo la consiguió de una antigua construcción y la adaptó. Las ventanas son acrílicas. Y para revestir el interior del domo, Horacio y su mujer buscaron durante las caminatas recomendadas para el cuidado del corazón de Horacio, pedazos de porcelanatos rotos que oficiaron de piso. El resultado fue un espacio totalmente reciclado y listo para usar.

“Fue un desafío hermoso. Yo me di cuenta que a veces nos hacemos problema por cosas que no lo valen. Con mis limitaciones y todo comprobé que puedo hacer cualquier cosa”, aseguró Horacio.

La historia de Horacio y su familia está llena de mensajes motivadores y una esencia que nos inspira fuertemente. Estamos rodeados de experiencias que nacen desde lo esencial, y por ese motivo tomamos la responsabilidad de compartirlas con ustedes.

Te puede interesar