Arqueólogos descubren "parte" de una ciudad dorada perdida de más de 3.000 años

Académicas 11/04/2021 Por Télam
La ciudad descubierta cerca de Luxor data del rey Amenofis III, que llegó al trono en 1391 a.C. La datación se estableció mediante sellos de cerámica. Te contamos que encontraron y parte de la historia.
arquelogos_

Los restos descubiertos recientemente cerca de Luxor representan "sólo una parte" de una "ciudad perdida" de más de 3.000 años, informaron las autoridades egipcias y el arqueólogo Zahi Hawas, que supervisó las excavaciones.

"Hemos encontrado sólo una parte de la ciudad", dijo a la AFP Hawas el sábado por la mañana en una presentación a la prensa de la antigua ciudad, situada en la orilla occidental del Nilo, antes de añadir que "la ciudad se extiende hacia el oeste y el norte".

Según el arqueólogo, las excavaciones, en la ciudad enterrada bajo la arena desde hace milenios, continuarán algunos años más.

Los arqueólogos egipcios, que iniciaron las investigaciones en este sitio en septiembre de 2020, encontraron cientos de cerámicas, carne seca, vino, pequeñas estatuas y joyas.

Según los arqueólogos, la ciudad descubierta data del rey Amenofis III, que llegó al trono en 1391 a.C. La datación se estableció mediante sellos de cerámica.

Pero ¿quien fue Amenofis III?

Amenofis III fue el noveno faraón de la dinastía XVIII de Egipto. Sucedió a su padre, Thutmose IV. Junto con la reina Tiy tuvo a su hijo, Ajenatón (Akenatón), que le sucedió en el trono. Parece ser que Amenhotep fue coronado siendo todavía un niño, probablemente a una edad entre los seis y los doce años. Fue debidamente regido en su infancia por su madre, la reina Mutemuia, y por un consejo de regencia. 

El periodo de su reinado coincidió con una época de paz, prosperidad y esplendor artístico. Realizó numerosas construcciones en el templo de Amón en Karnak, incluyendo al menos un pilono, una columnata a continuación de la nueva entrada y un templo dedicado a la diosa Maat.

También supervisó la construcción de un nuevo templo en Tebas, una monumental y bellísima edificación que aun puede admirarse. Se cree que en el undécimo año de su reinado empezó un gigantesco palacio en el lugar conocido hoy en día como Malkata, en la ribera occidental, como regalo a su esposa Tiy. Una cabeza de granito de Amenofis III de 2,5 metros de altura fue hallada en su Templo mortuorio de Amenhotep III en la zona de Kom el Hitan en el actual Luxor.

Su templo mortuorio, situado en la orilla occidental del río Nilo, fue en su tiempo el mayor complejo religioso de Tebas. Desgraciadamente lo construyó en una zona que sufre continuas inundaciones; por eso, doscientos años más tarde, el templo ya estaba en ruinas. Los Colosos de Memnón, dos estatuas de 18 metros de altura, que estaban situadas a la entrada del complejo, son el único resto que aún sigue en pie de aquel fabuloso complejo, aunque en la actualidad está siendo reconstruido y ya podemos contemplar los dos colosos sedentes del segundo pilono, así como otros cuatro de pie.

Y no solo se contentó con adornar Tebas, sino que hizo ampliaciones en otras ciudades sagradas como Menfis, Heliópolis e incluso llegó a construir templos en Nubia, como el de Soleb, cosa hasta entonces inaudita y que después repetiría en varias ocasiones Ramsés II, el único rey que superaría a Amenhotep III en actividad constructora.

La gran actividad constructora de su reinado, sin parangón en la historia egipcia hasta entonces, fue también gracias a la incesante labor del hombre fuerte de su reinado, Amenhotep, hijo de Hapu, un anciano devoto de Amón que fue la gran presencia hasta aproximadamente el año 30. Fue tal la valía de este hombre que llegó a ser recompensado con un pequeño templo funerario cercano al de Amenhotep III: un privilegio solo digno de los reyes.

 ciudad_descubierta_luxor

Una serie de muros de ladrillos de arcilla, así como calles que pasan entre las construcciones, son visibles en el sitio.

Asimismo, una serie de cerámicas, joyas y amuletos encontrados en las ruinas también fueron expuestos el sábado.

El descubrimiento había sido anunciado ya el jueves en un comunicado por la misión arqueológica. 

Te puede interesar