Puedes continuar haciendo actividad física sin salir de casa

Energía 06 de abril de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
El movimiento es una de las tantas actividades para romper con la rutina y mantener tanto el cuerpo como la mente sana
fitness-1348867_640

El permanecer en casa no significa sinónimo de pereza. Moverse dentro del hogar es una de las tantas maneras de mantener una salud física y mental y romper con la rutina. Lógicamente no es lo mismo que salir a correr al parque o ir a un centro de deportes, pero es igual de efectivo para quitar el estrés.


Entre las ventajas de realizar actividad física se encuentran la capacidad de tomar mejores decisiones, mejorar la productividad, y el desarrollo de la inmunidad. La Organización Mundial de la Salud por su parte, establece que un comportamiento sedentario tiene efectos negativos en la calidad de vida. La recomendación de este organismo son 150 minutos de actividad física moderada o 75 de actividad intensa por semana. 


Probablemente tengas muchas cosas para hacer en casa pero debes aprovechar estos instantes para moverte. Elevar los talones mientras se lavan los platos o hacer sentadillas mientras se coloca la ropa dentro de la lavadora es algo muy bueno, lo mismo sucede con la posibilidad de hacer abdominales mientras se ve algún programa de televisión. La premisa a saber es que cada movimiento cuenta. 


Practicar el equilibrio es muy eficaz también: pararse sobre una pierna en algunos momentos del día o estirarse pueden ser movimientos muy útiles. Asimismo es válido utilizar los muebles de la casa para apoyarse, una silla, el frente de un mueble e incluso la misma pared sirven como base de apoyo, el secreto está en la imaginación. 
Usar objetos caseros como pesas es algo muy común: botellas de agua, latas, envases familiares de detergente, todo es válido. Lo mismo sucede con las escaleras que sirven como elemento de trabajo cardiovascular subiendo y bajando varias veces al día. Saltar la soga, bailar o jugar con los niños son actividades que no demandan demasiados elementos y generan un gran beneficio. 


Relajarse después del ejercicio inhalando y exhalando profundamente es un gran aliado para calmar las ansiedades y calmar el sistema nervioso. No solamente se puede hacer después del ejercicio, sino también a lo largo del día para volver a pensar en el aquí y ahora. 

Gracias a la tecnología y al avance de los móviles como dispositivos inteligentes, existen muchas aplicaciones que están destinadas a monitorear la actividad física, el desgaste de calorías e incluso la salud  cardiovascular. Para los expertos lo óptimo es caminar 10 mil pasos al día, y muchos móviles miden ese número. Se puede realizar a lo largo del día mientras se realizan las actividades diarias. También existen aplicaciones de relajación o dedicadas al yoga que son útiles para después del ejercicio. Finalmente, si con esta guía aún quedan dudas de cuál es la mejor actividad para realizar en casa, existen en las redes sociales múltiples tutoriales de diferentes disciplinas destinados al trabajo en casa y al desarrollo del mismo sin producir lesiones. 

Te puede interesar