La magia del earthing para conectar con uno mismo

Energía 21 de abril de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
Se trata de caminar descalzos sobre la tierra para promover el bienestar
beach-1836461_640

En los últimos años se puso de moda la práctica del earthing, una rutina que consiste en caminar descalzo para volver a conectar con la tierra y el eje de la razón humana. La palabra earthing viene de earth, que en inglés significa tierra o planeta. 

Es innegable que la sensación de los pies desnudos en la arena, la hierba o las piedras es sumamente relajante. Con eso se activan las terminaciones nerviosas de los pies y además se traduce en una sensación de bienestar general. El cuerpo establece una sensación de toma de energía dese el suelo. La práctica del earthing fue promovida por Clint Ober, un terapeuta que descubrió los beneficios en la salud emocional. 

Los expertos aseguran que esta práctica recuerda a los orígenes dela humanidad donde el ser humano se mantenía descalzo y que retomar esa práctica es retomar esa conexión. Las investigaciones sugieren que elimina el cansancio, el dolor, la fatiga y sobre todo la depresión. Además, quienes realizan esta práctica sostienen tener menos tensión muscular y calma. 

También está en estudio beneficios como la desinflamación de algunas células, su poder antioxidante, sus efectos para reducir la ansiedad, la regulación del reloj biológico y la liberación del estrés. 

Realizar una rutina de earthing no demanda mucho dinero ni esfuerzo. Lo primero es caminar descalzo cada vez que se pueda, en segundo lugar conectar con el agua a través del lavado de pies, porque incrementa la conducción de la energía en las terminaciones nerviosas. Hasta el momento no se demostraron contraindicaciones para la práctica de esta rutina. 

Te puede interesar