¿Cómo afectan las prospecciones sísmicas a los cetáceos?

Actualidad 09/08/2021 Por Instituto de Conservación de ballenas
En el mes de julio se llevó a cabo una audiencia pública organizada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a fin de evaluar el estudio de impacto ambiental presentado por la empresa Equinor Argentina S.A. para realizar la campaña de adquisición sísmica offshore en la Cuenca Argentina Norte, principal corredor biológico del Mar Argentino. Diego Taboada, Presidente del ICB, expuso en la audiencia alertando acerca de los impactos negativos que esta actividad tendría sobre la ballena franca austral y otras especies.
diagrama-prospecciones-2x

La exploración de gas natural y petróleo se realiza a partir de prospecciones sísmicas, una técnica que utiliza explosiones realizadas a través de cañones que emiten una onda sonora que se transmite en todas las direcciones de la columna de agua, hasta alcanzar el fondo marino, rebota y es captada por sensores que son arrastrados por el buque. Los datos recolectados se utilizan para crear mapas detallados del fondo marino que las compañías petroleras utilizan para determinar las ubicaciones de futuras perforaciones.

El sonido emitido por los cañones en las prospecciones sísmicas alcanza niveles de 215-230 decibeles (incluso mayores) y pueden alcanzar una distancia de 4000 km. Este ruido supera ampliamente el umbral de dolor en humanos (120 dB) y el nivel límite de intensidad sonora que puede producir daños fisiológicos irreversibles en ballenas y delfines (180 dB).

Hay un gran número de efectos negativos que puede tener la exploración sísmica sobre la fauna marina (desde el zooplancton hasta las ballenas): cambios en el comportamiento, enmascara la comunicación, dificulta la percepción del entorno y el desplazamiento de hábitats relevantes, provoca estrés, interfiere con sus funciones vitales, reduce la disponibilidad de presas, genera lesiones directas e incluso pueden producir la muerte. De hecho, después de estudios de este tipo, suelen aparecer animales varados muertos en las playas.

Más allá del impacto de las prospecciones, cualquier accidente vinculado con la actividad petrolera sería un desastre sobre todo porque no hay forma de mitigar y recuperar el impacto negativo que puede ocasionar en la vida del mar argentino.

La empresa Equinor plantea comenzar con las exploraciones sísmicas entre octubre y enero del 2022. En su evaluación ambiental concluye que los impactos de estas actividades son “BAJOS para los mamíferos, las aves marinas, los peces, los calamares y las tortugas”.

¿Cómo pueden asegurar esto?

“No hay forma de que esta actividad pueda garantizar que no tendrá impactos irreversibles en la biodiversidad y por ende, en la salud y el bienestar de la población. Sobre todo en actividades productivas como lo es el turismo de observación de ballenas, delfines y otros mamíferos marinos que benefician a todas las comunidades costeras.”

propsecciones-sismicas-1x

Te puede interesar