España, ante la semana más fría del año: noches congeladas y días con menos de 10 grados

Actualidad 24 de enero de 2023 Por Redacción
Cuenca, Lleida, Segovia y Teruel llegarán a -6 grados de madrugada. La Aemet ve este episodio “al límite” de ser catalogado como ola de frío
frio

La mayor parte de España afronta probablemente la semana más fría del año con buena parte del país congelado de madrugada y los termómetros a menos de 10 grados de día, lo que se alternará con nevadas sobre todo en las montañas y viento intenso en el nordeste peninsular y Baleares.

“Que hace frío es probable que no sorprenda a nadie, pues lo llevamos anunciando días, pero lo que resulta una novedad es cuánto tiempo se mantendrá esta sensación en el país. Si bien la semana pasada parecía que podría llegar un alivio térmico a partir del miércoles, hoy lo más probable es que el jueves subirán las máximas y el viernes las mínimas de forma generalizada y apreciable, pero no lo suficiente como para que dejemos de hablar de bajas temperaturas”, según Beatriz Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Hervella sentenció al respecto: “Podemos decir que estamos ante una de las semanas probablemente y previsiblemente más frías de este año 2023”.

Además, Hervella indicó que este episodio está “al límite” de ser catalogado como ola de frío (para lo cual tienen que darse al menos tres días consecutivos de bajas temperaturas, que estas sean intensas y que se produzcan en amplias zonas de España).

“Por ahora, parece que no se cumplen los requisitos. Un análisis posterior con las mínimas analizadas, observadas y bien matizadas en toda España podría terminar confirmando la viabilidad del episodio, pero a día de hoy no parece finalmente probable”, precisó.

La predicción de la Aemet, recogida por Servimedia, indica que algunas capitales tendrán esta semana temperaturas nocturnas especialmente gélidas de -6 grados (Cuenca, Lleida, Segovia y Teruel) o -5 grados (Ávila, Huesca, León, Soria y Zamora).

Además, las temperaturas máximas resultarán bastante frías en capitales como Pamplona (un grado este lunes), Segovia (un grado el martes), Burgos (dos grados el lunes y el martes), Ávila (dos grados el martes), Soria (tres grados el lunes, el martes, el viernes y el sábado) y Vitoria (tres grados el lunes y el martes).

ANTICICLÓN Y BORRASCA HANNELORE

La situación meteorológica actual está marcada por dos grandes protagonistas que parecen entenderse perfectamente y complementarse: el anticiclón a las Azores, más al norte de lo habitual y extendiendo su radio de acción hacia el noreste de Europa y conectando incluso con otra zona de altas presiones ubicada en Escandinavia, y la borrasca Hannelore, situada sobre Cerdeña (Italia), con reflejo en altura y pequeños centros secundarios con vórtices en sus proximidades.

“Uno de estos vórtices será el que recorra hoy el tercio oriental de España de norte a sur. Además, Hannelore retrocederá en las próximas horas, moviéndose de nuevo hacia el oeste al tiempo que irá rellenándose y ganando algo de energía”, apuntó Hervella.

La portavoz de la Aemet recalcó que el anticiclón hace que el viento gire en el sentido de las agujas del reloj y con la borrasca gira en sentido contrario. “Ambos agentes unen esfuerzos para introducir en España un corredor de aire frío procedente del norte de Europa que protagonizará nuestro panorama meteorológico a lo largo de la semana”, comentó.

No obstante, la masa de aire que afecta a la mayor parte de España trae poca humedad en general, salvo en el Cantábrico oriental, pues apenas tiene recorrido marítimo. “Es por ello que finalmente no veremos tanta nieve, pese a que las cotas están muy bajas”, apostilló Hervella.

LUNES

Este lunes, la inestabilidad se va a centrar en Baleares por la proximidad de ese vórtice. Allí lloverá y las precipitaciones pueden ser tormentosas. Además, puede nevar a partir de unos 500 metros y habrá mala mar en Menorca y el este de Mallorca, así como la costa de Girona.

En Canarias no se descartan lluvias débiles en Lanzarote, Fuerteventura y la zona norte de las islas, pero remitirán por la tarde por la tarde.

El sol se impondrá en el resto de España porque dominarán el anticiclón y las altas presiones, pero el viento del norte favorecerá la entrada de nubes en Pirineos, el Cantábrico oriental y el alto Ebro, con precipitaciones débiles que serán de nieve por encima de 300 a 500 metros en el Cantábrico oriental y en cualquier cota en Pirineos. De hecho, hay avisos de nivel amarillo por nevadas desde Picos de Europa hasta el centro de Navarra pasando por la Ibérica de Burgos.

Soplarán cierzo y tramontana, aunque en Pirineos disminuirá la intensidad después de que se alcancen rachas por encima de 100 km/h.

Las temperaturas estarán unos tres grados por debajo de lo que es habitual, excepto en Canarias, donde serán normales. Y habrá entre 5 y 10 grados menos de lo normal en buena parte del cuadrante oriental. “De hecho, Burgos y Segovia no subirán de dos grados; tres grados en Ávila, Vitoria y Soria, o cuatros grados en Palencia y Teruel”, según Hervella.

MARTES

El tiempo apenas cambiará este martes. Las novedades se centrarán en pequeños cambios en la altura de la cota de nieve. Así, en el nordeste puede nevar en cualquier cota a primeras horas, subiendo después a entre 400 y 700 metros. Habrá nevadas a 300 metros al este y 800 metros al oeste de la Cordillera Cantábrica, 300 a 500 metros en la Ibérica norte, 400 a 700 en el Sistema Central y 500 a 700 metros en el sureste peninsular. La cota en Baleares estará primero a 500 metros y subirá hasta unos 1.000.

Las temperaturas mínimas subirán ligeramente en Cantabria, País Vasco, Navarra y Burgos, pero buena parte de la península seguirá congelada de madrugada, con heladas fuertes en Pirineos. De día, las máximas ascenderán en solo en el área pirenaica.

MIÉRCOLES

El miércoles seguirá una situación similar, aunque podría aumentar la inestabilidad en el Estrecho y Melilla, con más probabilidad de precipitaciones tormentosas en esas áreas. También se prevén lluvias en Mallorca.

La principal novedad será que las temperaturas mínimas suban moderadamente en Asturias, el oeste de Castilla y León, y Baleares, mientras que las máximas ascenderán muy ligeramente en buena parte de la península, de forma más significativa en Pirineos, y descenderán en Canarias. “En realidad, seguiremos con sensación de frío”, agregó Hervella, quien añadió que soplarán cierzo en el Ebro y tramontana con intervalos fuertes en el Ampurdán (Girona).

DESDE EL JUEVES

Este jueves es probable que bajen las temperaturas máximas en el centro y el este de la península y habrá nieve en zonas montañosas. Este episodio de frío invernal podría prolongarse hasta el fin de semana.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar