Mezclar productos de limpieza puede ser mortal

Actualidad 04 de mayo de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
La desinfección del hogar debe realizarse siguiendo criterios básicos y cuidando de no producir mezclas tóxicas
cleanliness-2799459_640

Frente a la pandemia que existe en el mundo, muchas personas se han volcado a la desinfección de su hogar como método de cuidado, sin embargo, realizarlo de manera obsesiva y mezclando productos para ese fin puede resultar mortal. Hacer una solución de varios productos de limpieza no trae mejores resultados en el aseo o la desinfección. 

No son pocos los expertos alrededor del mundo que indicaron que muchos de los productos son realizados con una especificación y es más que suficiente para desinfectar las superficies. 

Por ejemplo, el cloro en su estado natural es un gas, y comprimido se vuelve líquido para que pueda disolverse en agua. Si se combina con vinagre, libera un gas tóxico que es conocido como gas cloro que se dispersa en el aire dejando un olor nauseabundo y afectando membranas mucosas, incluso pulmones. El cloro es sumamente oxidante e incluso puede llegar a provocar paros respiratorios. 

Otra de las sustancias que no se debe mezclar con el cloro es el alcohol, porque al mezclarlos se produce cloroformo. Conocido por su uso en las películas, pero en la vida real este compuesto detiene el diafragma que es el órgano encargado de la respiración y podría provocar un paro, causando la muerte. Incluso a largo plazo es dañino para el hígado. Tampoco se debe olvidar el poder inflamable del alcohol. 

Un producto más que no debe ser mezclado es el agua oxigenada, pues junto con el cloro forma cloratos o percloratos, que se utilizan en los explosivos. Por otro lado, la mezcla de agua oxigenada con vinagre puede provocar reacciones explosivas. 

Los jabones líquidos deben reservarse para la limpieza de manos por sobre el alcohol, pues este último a largo plazo puede producir dermatitis. 

Te puede interesar