Mascarilla de arcilla roja

Belleza natural 03/02/2021 Por Redacción
Hace años que las mascarillas de arcilla roja se usan como limpiador natural y ecológico. La arcilla roja (también la volcánica) es rica en minerales, limpia bien la piel y el cabello, y se enjuaga fácilmente con agua.
mascarilla-arcilla-roja-natural

Una marca que ofrece mascarillas de arcilla roja naturales, sin químicos, de comercio justo y no testadas en animales es Marrakesch Ghassoul.

El Rhassoul es una mascarilla de arcilla roja en polvo elaborada con sedimentos que se formaron hace 60-70 millones de años. Este agente limpiador natural no contiene tensioactivos ni productos químicos nocivos para la salud o perjudiciales para el medio ambiente.

Las mascarillas de arcilla roja Rhassoul (también llamadas Ghassoul) de la marca Marrakech no se testan en animales, y son por ello aptas para personas veganas. Es una mascarilla indicada para tratar inflamaciones, acné y otras enfermedades de la piel.

Por otro lado, esta mascarilla limpiadora de arcilla roja marroquí es apta para personas alérgicas, puesto que no contiene aditivos artificales ni ningún otro químico susceptible de causar reacción alérgica en la piel.

Como ya hemos visto, se elabora con sedimentos naturales de arcilla. El proceso de elaboración es artesanal: se expone el barro al sol, que lo seca al aire libre, despúes se muele finamente. Estos sedimentos son ricos en minerales esenciales.

Pero ¿qué minerales? Entre otros, esta mascarilla de arcilla roja incluye magnesio, calcio, sodio, potasio, fósforo, hierro y silicio.

¿Para qué la puedes usar? Este limpiador natural te sirve como mascarilla para el pelo, peeling y para la limpieza general del cuerpo, puesto que elimina piel muerta e impurezas. Se enjuaga fácilmente con agua templada.

¿Para qué tipo de cabello sirve? Funciona bien en cabellos grasos. Por otro lado, si tu cabello es seco, la puedes mezclar con aceite de argán, así evitarás que lo reseque en exceso.

¿Por qué funciona? Propiedades de las mascarillas en polvo
Extender una mascarilla sobre la capa superficial de la piel ayuda a absorber las impurezas de la capa superficial de la epidermis. En un primer momento, la humedad de la mascarilla retiene el agua de la piel y la mantiene hidratada.

Por sus propiedades, las mascarillas hidratantes pueden atenuar ligeramente las líneas de expresión facial. Además, son muy útiles para exfoliar y eliminar las células muertas de la piel.

Las mascarillas en polvo están formadas por minerales molidos como la arcilla o el caolín. Para aplicarlas, debes disolver el polvo con una loción húmeda. Has de conseguir una consistencia semiespesa que te permita extenderla sobre la piel.

Una vez aplicada, dejarás que repose entre 15-20 minutos antes de retirarla. Cuando el agente tónico se evapora, las sales minerales actúan sobre la piel y estimulan la circulación sanguínea. Según el tipo de piel, grasa o seca, se usan lociones hidratantes (para pieles secas) o astringentes (en pieles grasas).

¿Por qué funciona? Propiedades de las mascarillas en polvo
Extender una mascarilla sobre la capa superficial de la piel ayuda a absorber las impurezas de la capa superficial de la epidermis. En un primer momento, la humedad de la mascarilla retiene el agua de la piel y la mantiene hidratada.

Por sus propiedades, las mascarillas hidratantes pueden atenuar ligeramente las líneas de expresión facial. Además, son muy útiles para exfoliar y eliminar las células muertas de la piel.

Las mascarillas en polvo están formadas por minerales molidos como la arcilla o el caolín. Para aplicarlas, debes disolver el polvo con una loción húmeda. Has de conseguir una consistencia semiespesa que te permita extenderla sobre la piel.

Una vez aplicada, dejarás que repose entre 15-20 minutos antes de retirarla. Cuando el agente tónico se evapora, las sales minerales actúan sobre la piel y estimulan la circulación sanguínea. Según el tipo de piel, grasa o seca, se usan lociones hidratantes (para pieles secas) o astringentes (en pieles grasas).

Te puede interesar