El medio ambiente se beneficia con la reduccion de vidrio

Sociedad 16/02/2021 Por SERVIMEDIA
La pandemia favorecio al medio ambiente en cuanto a vidrio se trata, ya que el confinamiento hizo que se recoja un 6% menos de vidrio que el año pasado,de los Eco contenedores.
M1-1598240-1

La cantidad de residuos de envases de vidrio que depositados en los contenedores 'verdes' en España se redujo el año pasado por primera vez desde 2011, pues se recogieron 843.049 toneladas, menos que el récord histórico de 896.450 toneladas de 2019 y la primera caída anual tras la crisis económica global de hace una década.
Ecovidrio, la entidad que gestiona el reciclado de residuos de envases de vidrio en España desde 1998, difundió este martes los datos de recogida selectiva en 2020, un año marcado por la Covid-19, enfermedad causada por el último coronavirus.

Los españoles depositaron el año pasado 896.450 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que supone un 6% menos que en 2019 y el primer descenso desde 2011. Desde que Ecovidrio se encarga del reciclado de estos residuos, solamente se han producido cuatro descensos anuales, en 2009, 2010 y 2011 (marcados por la crisis económica del momento), y en 2020 (año en que estalló la pandemia del coronavirus y que obligó a un confinamiento domiciliario durante varios meses y a posteriores restricciones de movilidad).

En resumen, el reciclaje de vidrio aumentó paulatinamente desde las 262.961 toneladas de 1998 (6,6 kilos por persona) hasta la llegada de la crisis económica, puesto que en 2008 hubo 716.204 toneladas recicladas (y 15,5 kilos per cápita), y esta actividad descendió entre 2009 y 2011, para experimentar después ocho años consecutivos de incremento sostenido y volver a caer en 2020.

17,8 KILOS POR PERSONA

Las 896.450 toneladas depositadas en los iglús verdes suponen una media de 17,8 kilos y 61 envases por persona, por los 19,1 kilos y 65 envases de 2019. Además, también se recuperaron 63.750 toneladas a través de 21 plantas de tratamiento de residuos urbanos, un 2,4% menos que en 2019.

El año pasado se instalaron 4.309 nuevos iglús verdes en la calle hasta llegar a 235.259 contenedores, de manera que la ratio llegó a uno por cada 202 habitantes.

Por comunidades autónomas, continúan las disparidades un año más. Baleares es la región líder (28,0 kilos por habitante), seguida de País Vasco (26,3), La Rioja (24,0), Navarra (23,8) y Cataluña (22,1). Cierran el ranking Extremadura (8,7), Andalucía (13,4) y Castilla-La Mancha (13,7).

En cuanto a las capitales de provincia, las que más reciclan son San Sebastián (34,23 kilos por habitante), Vitoria (22,30), Bilbao (21,88), Pamplona (21,69) y Barcelona (20,84).

Por segunda vez, Ecovidrio no facilitó la tasa de reciclaje de residuos de vidrio y se remitió al dato oficial del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico: 76,8% en 2018, una cifra superior a la media de la UE (75,8%).

Para José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, "el año 2020 ha sido un ejercicio especialmente positivo en lo relativo al compromiso con el medioambiente" porque los españoles siguieron acudiendo al contenedor verde pese a la crisis sanitaria de la Covid-19, lo que según añadió, "demuestra que se trata de un hábito muy consolidado entre la población".

“Estamos muy orgullosos y agradecidos al ver cómo ciudadanos, hosteleros, cadena de valor y administraciones remamos en la misma dirección y en clave de recuperación económica verde. Abordar la emergencia climática y la transición hacia una economía circular real para la protección de nuestros ecosistemas y biodiversidad es ahora mismo una prioridad”, apuntó.

BENEFICIOS MEDIOAMBIENTALES

Las cifras de reciclaje de vidrio durante el año pasado se traducen en beneficios medioambientales como evitar la extracción de 1.088.159 toneladas de materias primas como arenas, sosa y caliza (un volumen equivalente al de las Torres Kio en Madrid) y la emisión de 525.943 toneladas de CO2 a la atmósfera (similar a dar 133 veces la vuelta al mundo en avión por el ecuador de la Tierra). También suponen en el ahorro de 647.636 megavatios-hora de energía, equivalente al consumo energético de los hospitales de toda España durante casi dos meses.

El reciclaje fue considerado un servicio esencial durante la pandemia, así que Ecovidrio pudo realizar durante el confinamiento doméstico más de 1.000 rutas semanales de recogida de residuos de envases de vidrio y visitó 34.834 locales hosteleros, que cuentan con 32.350 contenedores adaptados. También estuvieron activas 15 plantas de tratamiento y reciclaje de envases de vidrio, 18 plantas de tratamiento de residuos urbanos y 13 vidrieras.

Las toneladas recogidas en el contenedor verde bajaron un 6% durante el año pasado respecto al anterior, lo que Ecovidrio achacó cierres y restricciones del turismo, en general, y de hoteles, restaurantes y cafeterías, en particular, sector que genera más del 50% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado.

Además, Ecovidrio colaboró con 170 ayuntamientos para garantizar el cumplimiento de las ordenanzas municipales sobre separación de residuos en origen y desarrolló 220 campañas de movilización dirigidas a jóvenes, niños, profesionales de la hostelería y la sociedad, en general.

Por último, Ecovidrio tiene un plan estratégico hasta 2025, con el que prevé invertir más de 480 millones de euros en un lustro para implementar técnicas de 'business intelligence', adoptar técnicas de recogida selectiva de vanguardia, intensificar las operaciones en el sector de hoteles, restaurantes y cafeterías, e innovar para movilizar a los ciudadanos.

Te puede interesar