Ley de Cambio Climático: Nuevas restricciones a los coches

Vehículos 04/08/2021 Por Redacción
La Ley de Cambio Climático aprobada en mayo obliga a las 149 ciudades de más de 50.000 habitantes de España a crear antes de 2023 zonas de bajas emisiones, es decir, zonas que restringen el tráfico a los vehículos más contaminantes.
coches

Consutando a los Ayuntamientos de las 15 urbes más pobladas del país —con la excepción de Barcelona, que ya aplica limitaciones— todas han confirmado que ya trabajan para limitar el acceso a los coches más antiguos. Así que en un año y medio veremos cómo se multiplican este tipo de áreas. Además, el Ministerio de Transición Ecológica adelantó que en septiembre espera sacar a información pública las características requeridas para estas áreas, mientras que el de Transportes presentará en breve ayudas por 1.500 millones de euros para que los Ayuntamientos puedan instalar estos espacios.

La movilidad urbana, es un tema que genera pasiones. Las medidas para hacer más sostenible el modo en que nos movemos suscitan fuertes reticencias. Por eso es habitual que quienes no quieren cambiar nada disfracen de "movilidad sostenible" aquello que no lo es. Eso fue lo que ocurrió hace unos días, cuando el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, dijo que quería impulsar las motos como un medio de transporte “sostenible”. Hablando con científicos y expertos en movilidad, todos coinciden en que las motocicletas también contaminan y que la movilidad sostenible es apostar por caminar y moverse en bici y en transporte público. Además, otra cuestión: el alcalde de Londres, Sadiq Khan, tiene en su cuenta de Twitter una foto de perfil viajando en metro; la de París, Anne Hidalgo, sube a menudo fotografías montando en bicicleta; mientras que el madrileño ha escogido para sus redes una imagen suya circulando en una moto de combustión.

Un tercer tema de la semana relacionado con la movilidad es la ampliación de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, en los que el Gobierno invertirá 3.300 millones de euros. Esa actuación ha levantado críticas de centenares de asociaciones vecinales y ecologistas, que critican que esas infraestructuras supondrán un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como un aumento de la contaminación acústica y un empeoramiento de la calidad del aire. En el caso de Barcelona, la Comisión Europea ya advirtió de que la ampliación de El Prat no debe afectar de “forma significativa” al delta del Llobregat.

Seguiremos de cerca esta polémica.

Fuente: Diario "El País"

Te puede interesar