Luego de una década una pareja de pandas pudo aparearse en un zoológico de Hong Kong

Curiosidades 09 de abril de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
El hecho sucedió gracias a la falta de visitas en el lugar, producto del aislamiento social que se vive en todo el mundo
panda-655491_640

De un tiempo a esta parte la naturaleza está dando buenas señales gracias al aislamiento social humano por la pandemia del coronavirus. En las últimas horas se conoció la noticia de que una pareja de pandas pudo aparearse en el zoológico Ocean Park de Hong Kong, China. Lo curioso es que los animales compartieron más de diez años el mismo espacio y nunca habían demostrado interés. 

El macho se llama Le Le y la hembra Ying Yang, ambos tienen 14 años y desde hace mucho tiempo los cuidadores, médicos y visitantes anhelaban un encuentro entre ambos. Esta especie es particularmente conocida por su dificultad para procrear tanto en su hábitat natural como en cautiverio, además, por lo general solo tienen una cría por embarazo, en un período de gestación que oscila entre 72 y 324 días. 

”Desde la llegada de estos pandas en el 2007 hicimos varios intentos de apareamiento natural pero no se logró ningún acercamiento”, contó Michael Boos, director del zoo y agregó: ”Estamos muy contentos con el proceso que comenzó hoy. Las posibilidades de embarazo por apareamiento natural son mucho más altas que con inseminación artificial”. 

Desde el 26 de enero que el zoológico cerró al público, los cuidadores de los osos comenzaron a notar un comportamiento fuera de lo común. La osa permanecía en el agua por un largo tiempo mientras que el oso marcaba el perímetro de su área, una clara señal de que se está por concretar el apareamiento. 
Para los expertos este hecho constituye una clara muestra de contribución a la conservación de la especie. Si el apareamiento fue exitoso, los primeros signos de gestación podrían verse a finales de junio. Entre ellos se encuentran cambios hormonales y mutaciones en el comportamiento, aunque no se descarta tampoco un embarazo psicológico. 

Los pandas son originarios de Asia,  específicamente de China central, y están considerados como una de las especies en peligro de extinción, por lo que diversas organizaciones se encargan de su conservación. Sus manchas negras son un mecanismo de defensa y pueden llegar a  medir al menos unos 95 centímetros de alto con un  peso que ronda los 160 kilos. Su cara es más aplanada que la del resto de los pandas y su mandíbula es característica de animales que como ellos tienen una dieta hervíbora. Es una especie particularmente sedentaria que toma largas siestas e hiberna en el invierno y llegan a comer 18 kilos de bambú al día. 

La población en libertad de este mamífero es de unos 2.000 ejemplares. Gracias al trabajo conjunto de diversos sectores de la sociedad pasaron de ser una especie en peligro de extinción a ser una especie vulnerable, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. 

Te puede interesar