La moda sustentable es la nueva alternativa para frenar la contaminación

Actualidad 20 de marzo de 2020 Por Noe Fernández Di Santi
La producción textil más tradicional está quedando atrás por el impacto que genera en el medio ambiente.
recycle-57136_640
La moda sustentable es una tendencia en alza

El sistema de producción textil tradicional está entrando en una etapa de metamorfosis que comenzó hace ya alguno años. Es que a lo largo de todo el proceso que implica la creación de una prensa de vestir se genera cierto impacto en el medio ambiente. Cuando las empresas y los diseñadores comenzaron a tomar consciencia de esto comenzaron a hablar de moda sustentable, una tendencia que tiene como propósito una conducta responsable de consumición textil.

Comprar moda sustentable implica fomentar el cuidado del planeta y usar la prenda hasta el último uso, reduciendo el impacto ambiental. Esto, también ha generado un cambio entre los diseñadores más renombrados que comenzaron a utilizar materiales de uso cotidiano, materiales industriales y otros elementos más naturales (algodón, lana, cuero) para hacer tejidos mucho más sustentables. Este tipo de productos no genera daños en los suelos porque no tienen tóxicos, pesticidas y por lo general no experimentan con animales.

Es hora de cambiar el chip respecto  a la moda. Hasta no hace mucho, y actualmente, mucha gente continúa comprando moda comercial, caracterizada por vender a gran escala en los principales conglomerados productivos del planeta y por generar en la mente de sus clientes el concepto de usar y tirar. La imagen más acabada de este sistema son los desfiles que se presentan a inicio de cada temporada con las que serán las prendas de la temporada.

Aunque la moda sustentable, o sostenible, como prefieren llamarle algunos, es aún una cosa incipiente, tiene mucho futuro, especialmente en este cambio de paradigma que se está produciendo en el mundo.

El uso de materiales ecológicos, su durabilidad (que se traduce en menor emisión de basura), el hecho de que no pase de moda, la calidad de las materias primas con las que está hecha y los modelos productivos que favorecen la mano de obra local y artesanal son algunos de los factores que la ponen por sobre el esquema tradicional.

El mercado de la moda sostenible es ocupado en su mayoría por jóvenes emprendedores que tienen una fuerte causa social con el medio ambiente y la reducción de las emisiones de gases contaminantes. Sin embargo, las firmas más reconocidas de a poco se están volcando a esta tendencia que, por sus características que la diferencian de la moda tradicional, suele ser más costosa. Esto, se debe a los costos de producción, a la calidad de los materiales y a la mejor calidad de los salarios.

La moda sustentable no solo implica la producción de prendas de vestir, sino también calzado y accesorios. A nivel mundial, la moda sustentable implica solo un pequeño porcentaje de la producción textil, pero muchas empresas tienen contenedores donde la gente puede depositar las prendas que ya no utiliza para que a nivel industrial se les dé un nuevo uso. También se está apostando por el alquiler de prendas de vestir sustentables para que varias personas puedan utilizarlas. 

Te puede interesar