La ola de frío agota sus últimas horas en un fin de semana con temperaturas al alza

Actualidad 16/01/2021 Por Servimedia
La lluvia ayudará el próximo miércoles a fundir la última nieve acumulada
frio glaciar

La primera ola de frío del año en España irá aflojando durante este fin de semana porque se espera un ascenso de las temperaturas diurnas el sábado en la mitad norte peninsular y el domingo en casi todo el país, con lo que las heladas nocturnas perderán intensidad, la nieve se irá derritiendo lentamente y ese episodio anormalmente gélido concluirá mañana.

El episodio de frío glacial ha batido cuatro récords históricos de noches gélidas, según datos de la Aemet recogidos por Servimedia. Tres de ellos se produjeron el martes, con -21,3 en Calamocha; -21,0 en Teruel, y -13,4 en Toledo; se trata de frío inédito en esas zonas, cuyas series históricas comenzaron entre 1983 y 1993. El último llegó este miércoles, con -12,0ºC en Getafe (Madrid), lo que supone la noche más fresca en esta localidad desde 1951.

Además, este martes se produjo un récord de temperatura máxima más baja en Calamocha, con -5,3ºC, un valor que sustituye a los -3,1ºC registrado en enero de 2010.

Tras el paso de la borrasca Filomena hay un manto nivoso en amplias zonas del interior peninsular. La nieve en el suelo, una masa de aire frío estancada sobre la península, cielos prácticamente despejados y vientos en calma se alían para que las temperaturas nocturnas hayan sido anormalmente bajas en las áreas nevadas.

SÁBADO

Este sábado se ha iniciado con una madrugada más fría en el cuadrante noreste peninsular. Seguirán las heladas en toda la península, salvo el valle del Ebro (donde soplará el cierzo con fuerza), Andalucía occidental y los litorales. Serán fuertes en los páramos de Guadalajara y Teruel, y el entorno de los Pirineos, donde los termómetros marcarán entre -8 y -10ºC, e incluso localmente reflejarán cerca de -15ºC.

Las heladas serán menos intensas en buena parte de las dos mesetas (entre -5 y -8ºC), zonas del noroeste peninsular (entre -7 y -8ºC) y los valles extremeños del Tajo y el Guadiana (alrededor de -5ºC).

Por el día, las temperaturas subirán en gran parte de la mitad norte peninsular, sobre todo en zonas montañosas. Aun así, "seguirá el ambiente muy frío en incluso en zonas del Duero las temperaturas pueden quedar cerca de los cero grados durante toda la jornada como consecuencia de la niebla persistente, que puede volver a formar cencelladas, es decir, acumulaciones de hielo en superficie al tocar las gotitas de niebla contra ellas y congelarlas", según Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

El sábado será un día sin apenas precipitaciones. Sólo lloverá débilmente en Baleares y en el norte de las islas más montañosas de Canarias.

DOMINGO

Respecto al domingo, las temperaturas ascenderán tanto de día como de noche. Más zonas se librarán de las heladas nocturnas, que continuarán intensas en el centro e interior oriental peninsular, con valores cercanos a entre -8 y -10ºC.

Por el día, el ambiente se suavizará en general, con lo que sólo habrá menos de 10 grados de temperatura máxima en zonas donde aún persista la capa de nieve o donde las nieblas sean persistentes. "Podrían incluso superarse los 20 grados en zonas de la Comunidad Valenciana y en la región de Murcia", según Del Campo.

LUNES Y MARTES

Por otro lado, el lunes y el martes de la próxima semana serán jornadas similares, con ascensos graduales de temperaturas por las noches. Cada vez menos zonas se congelarán de noche, principalmente las dos mesetas y páramos del entorno del Sistema Ibérico. Durante el día, habrá más de 10 grados en la mayor parte del país.

No obstante, el martes por la tarde se atisban cambios meteorológicos en el noroeste peninsular. "Las altas presiones se van a ir retirando hacia el este y ello permitirá la llegada de frentes asociados a borrascas atlánticas, impulsadas por vientos del oeste, que, además, son templados. El martes se notará ese cambio del tiempo con la llegada de un frente que afectará sobre todo a Galicia, las comunidades cantábricas, el noroeste de Castilla y León, y el entorno del Sistema Central", explicó Del Campo.

A PARTIR DEL MIÉRCOLES

El avance del frente dejará el próximo miércoles lluvias en buena parte de la mitad occidental de la península y el área pirenaica. Las precipitaciones pueden ser fuertes en Galicia, el entorno del Sistema Central y Andalucía occidental.

"En principio, parece que las precipitaciones van a ser abundantes y que la nieve va a quedar acotada a zonas de montaña, por lo que la lluvia puede ayudar a fundir la nieve que todavía quede en el suelo, especialmente en el centro de la península", recalcó Del Campo.

Además, la madrugada del miércoles tendrá temperaturas "claramente más altas", según Del Campo, con entre seis y ocho grados más en la mitad occidental y el centro peninsular con respecto al martes", de manera que helará sólo en zonas montañosas y el este de Castilla y León. "Ya daremos por finalizada la ola de frío con total seguridad el miércoles", añadió el portavoz de la Aemet.

A partir del jueves seguirá lloviendo, aunque de manera más débil, en amplias zonas de la vertiente atlántica peninsular y las temperaturas continuarán ascendiendo. "Prácticamente no habrá heladas. Los valores serán normales para la época e incluso algo más altos de lo normal", precisó Del Campo, quien subrayó que se esperan más de 20 grados en buena parte del litoral mediterráneo.

En cuanto a Canarias, tendrá una próxima semana tranquila, con algunas nubes en el norte de las islas más montañosas y pocas precipitaciones, en general.
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar