¿Podemos frenar la deforestación en Colombia entre todos?

Naturaleza 18/02/2021 Por Redacción
La tala indiscriminada de bosque en Colombia es una "bomba de tiempo" que debe ser frenada. Una sola hectárea de bosque natural puede albergar hasta 600 especies diferentes de árboles y si a esto se le suma cada árbol tiene como mínimo 50 relaciones ecológicas con insectos, aves, mamíferos, microorganismos, suelo y agua, todas rotas por la deforestación, el panorma es aún más desolador.
48745_1

En los últimos 30 años, Colombia ha perdido más de 6,7 millones hectáreas de bosque, una porción similar al tamaño de todo el departamento de Antioquia. Esto indica una hecatombe ecosistémica y biodiversa que va mucho más allá de la desaparición de la cobertura vegetal.

Una sola hectárea de bosque natural puede albergar hasta 600 especies diferentes de árboles y si a esto se le suma cada árbol tiene como mínimo 50 relaciones ecológicas con insectos, aves, mamíferos, microorganismos, suelo y agua, todas rotas por la deforestación, el panorma es aún más desolador. 

Para contrarrestar este flagelo la Fiscalía General de la Nación, junto a las Fuerzas Militares, vienen adelantando varias acciones tendientes a terminar con esa "bomba de tiempo", como lo ha catalogado la propia Fiscalía, institución que entendió que para atender y combatir los delitos ambientales era indispensable hacer presencia en las zonas con mayor afectación como, por ejemplo, Caquetá, Meta y Guaviare en donde anteriormente se podían observar zonas repletas de árboles y hoy en día son regiones áridas.

52673_1

Dentro de las estrategias implementadas por esta entidad se encuentra Argenta, a partir de la cual se persigue "todas las finanzas criminales atadas a la minería ilegal y a la deforestación que se registra en estos territorio", explicó Francisco Barbosa Delgado, fiscal General de la Nación.

Para la Fiscalía es claro que la Amazonia es la región del país más golpeada por la tala ilícita de bosques. Por esa razón, esa entidad tiene en marcha la ‘Estrategia contra la deforestación en la Amazonia‘, que enfoca esfuerzos investigativos y operativos para intervenir áreas afectadas por este fenómeno, y persigue los mercados ilícitos asociados con este accionar criminal que impacta Parques Nacionales Naturales y zonas de especial protección ambiental en Amazonas, Putumayo, Caquetá, Guaviare, Guanía, Vaupés y Meta. 

Desde esa entidad informaron que entre 2020 y 2021 se han realizado se han realizado 17 operaciones en las que han sido capturadas 85 personas.

Adicionalmente, como parte de esta estrategia nació un caso denominado ‘Los 40 Principales‘, dirigido a ubicar y judicializar a los mayores auspiciadores de la deforestación con ganadería extensiva dentro de los Parques Nacionales Naturales Los Picachos, Tinigua y La Macarena. 

"Cuarenta personas fueron individualizadas por tener más de 200 cabezas de ganado en áreas que no permiten la ganadería a ninguna escala, lo que quiere decir que nos son pequeños campesinos, sino grandes promotores de la ampliación ilícita de la frontera agrícola y pecuaria", informaron desde la Fiscalía. 

aaa

"La Fiscalía es la puerta de entrada a la justicia en Colombia y en ese sentido el trabajo que la Fuerza Pública realiza en estos territorios, las labores que se adelantan contra la minería ilegal, contra la deforestación, contra estos grupos criminales, que además no pueden azotar este territorio de la manera como lo hacen, es fundamental", señaló el fiscal Barbosa. 

En los departamentos de Caquetá, Meta, Guaviare, Vichada, Guanía, Vaupés, Amazonas, Cauca y Nariño fueron deforestadas 75.031 hectáreas de bosque en 2020, según la Fiscalía, lo que equivaldría a 75.000 canchas de fútbol. Para combatir esta avanzada de las mafias deforestadoras, el fiscal Barbosa se reunió con los comandantes de la estrategia nacional Artemisa de la Policía y el Ejército para fortalecer acciones frente a las organizaciones criminales que afectan el medioambiente, especialmente en áreas protegidas. 

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), entidad encargada de revelar las cifras de la deforestación en el territorio nacional, indicó en el reporte de alertas tempranas del primer trimestre de 2020, publicado en septiembre del año pasado, que entre enero y marzo de este año, la Amazonia concentró 68,3 por ciento de las alertas en el país, panorama que en el mismo periodo de 2019 fue de 57,7 por ciento.

Meta, Guaviare y Caquetá fueron los departamentos más críticos. Según los datos del Ideam, la deforestación tuvo un incremento del 82,8 por ciento en estos territorios amazónicos, al pasar de aproximadamente 35.000 hectáreas deforestadas durante el primer trimestre de 2019 a 64.000 hectáreas este año (29.000 hectáreas más).

50134_1

Caquetá perdió 25.064 hectáreas entre enero y marzo de 2020. En este departamento fueron identificados 1.166 polígonos sin bosque con áreas que oscilaron entre las 10 y 100 hectáreas. Meta sumó 24.288 hectáreas deforestadas (1.022 polígonos) y Guaviare 14.417 hectáreas (670 polígonos). El ranking departamental lo complementan Norte de Santander, Putumayo, Antioquia, Chocó, Bolívar, Vichada y Magdalena. 

Ante este panorama, para Barbosa, Artemisa es una estrategia muy importante y esencial para proteger parques como la Serranía de Chiribiquete y otras reservas naturales del país.  

En su reciente recorrido por el departamento de Caquetá, en el marco de la estrategia ‘En la calle y en los territorios’, el fiscal sostuvo reuniones con los comandantes de los grupos operativos y especiales dispuestos por las Fuerza Militares en esta zona del país y visitó el fuerte militar Larandia. 

"La Fiscalía va a trabajar y está trabajando no solamente en este territorio, sino en diferentes territorios del país. La Fiscalía está al lado de nuestras Fuerza Militares, somos una sola institucionalidad", comentó. 

En 2019, el territorio nacional perdió 158.894 hectáreas de bosque, cifra que representó una reducción de 19,2 por ciento frente al número presentado en 2018, cuando la deforestación cobró la vida de 197.159 hectáreas boscosas. Es decir que el país redujo la pérdida de verde en 38.264 hectáreas, según el Ideam. 

La Amazonia se constityó en la principal víctima de la deforestación ese año. Durante 2019, la región más biodiversa del país perdió 98.256 hectáreas, concentrando 62 por ciento de toda la pérdida boscosa nacional. Las cifras sobre la pérdida de bosque correspondiente al 2020 aún no ha sido entregada por el Ideam. 

Te puede interesar