¿A que nunca viste mermelada de berenjenas?

La verdad que yo nunca lo había escuchado ni imaginado, ¿ustedes? Me encontré con esta receta que me pareció increible! Un muy buena forma de utilizar nuestras berenjenas de la huerta e incorporarlas al desayuno, merienda y postres. Mirá como podemos utilizarlas!
DSC_0264

En el caso de esta receta de mermelada me llamó la atención el hecho que estuviera hecha con berenjenas…»¿¿Con berenjenas??» me pregunté «Ésta la tengo que hacer». Que decir, esos amores a primera vista para mi siempre triunfan, cuando la he preparado en casa he quedado realmente sorprendida y extasiada por lo rica que es. Los cítricos y el jengibre le aportan un olor y sabor muy fresco que hacen de esta mermelada tan original sea algo realmente único. No sé si tú habrás probado nunca algo parecido, para mi ha sido un verdadero descubrimiento. 

Ingredientes

Berenjenas   500 g
Azúcar   400 g
Limón   medio
Naranja   media
Jengibre fresco   15 g

Preparación

  1. Raya las pieles de los cítricos y resérvalas.
  2. Lava las berenjenas, corta la parte de arriba y pélalas dejando parte de la piel. Córtalas en trozos medianos y mételas en un bol.
  3. Exprime el limón y vierte el zumo sobre las berenjenas, mezcla bien. Añade el azúcar, mezcla y vierte todo en una olla. Añade las pieles de los cítricos reservadas y cocina 10 minutos a fuego medio removiendo de vez en cuando.
  4. Mientras exprime la naranja y ralla el jengibre. Añádelos a las berenjenas y cocina a fuego bajo durante aproximadamente 15 minutos, remueve a menudo.
  5. Vierte la mermelada de berenjenas aún caliente en botes previamente hervidos, cierralos y ponlos boca abajo hasta que queden fríos. Para pasteurizar los botes envuelvelos en trapos de cocina e hiervelos durante 20 minutos. No lo saques del agua hasta que estén frios, entonces sécalos y guárdalos en un lugar oscuro.

¿ La vas a preparar?
 
 

Te puede interesar