Jaguares recorren los Esteros de Iberá despues de 70 años

Vida natural 08/03/2021 Por Redacción
Un grupo de conservacionistas liberó tres jaguares —una madre y dos cachorros— en el Gran Parque Iberá en el noreste de la provincia argentina de Corrientes en un intento de repoblar el ecosistema local. No ha habido jaguares en los Esteros del Iberá en 70 años, después de que la caza y la pérdida de hábitat los llevaran a la extinción local. El objetivo definitivo del programa de reintroducción del jaguar es restablecer una población sana y genéticamente diversa de jaguares en el Gran Parque Iberá, que tiene la capacidad de albergar unos 100 jaguares, según los conservacionistas.
jaguares

Han pasado 70 años desde que los jaguares dejaran sus huellas redondas de cuatro dedos en el suelo de los Esteros del Iberá, un tramo de 1.3 millones de hectáreas de pantanos, vías fluviales e islas en la provincia argentina de Corrientes. Hoy, sin embargo, esta vieja historia comienza a cambiar.

A inicios de diciembre, un grupo de conservacionistas abrieron una jaula para liberar a dos cachorros de jaguar de 4 meses, Karai and Porã, y a su madre, Mariua, en el Parque Nacional Iberá, un área protegida de 709 717 hectáreas establecido en 2018 por la ONG Tompkins Conservation. Esta liberación es parte de un gran plan para repoblar los Esteros del Iberá con la reintroducción de varias especies, entre ellas el jaguar (Panthera onca), que fue llevado a la extinción local debido a la caza y la pérdida de hábitat.

Sebastián di Martino, director de conservación en la Fundación Rewildling Argentina, el gobierno argentino, la administración de parques nacionales de argentina y el gobierno provincial de Corrientes dijeron que la liberación de los jaguares es resultado del trabajo de 10 años.

“Para nosotros es increíble […] ver a los animales dejar la jaula en el video y dejar sus huellas en medio de los Esteros del Iberá”, dijo di Martino a Mongabay en una entrevista. “Hemos tenido la oportunidad de verlos dos veces, libres [en el parque]. Es un gran logro para nosotros”.

Antes, las poblaciones de jaguar se expandían por toda América, desde el suroeste de los Estados Unidos hasta la Patagonia, en el sur de Argentina. Pero la especie, que está clasificada como Casi Amenazada por la UICN, ha sido erradicada del 40 % de su área de distribución original debido a la pérdida de hábitat y la fragmentación, la caza y los conflictos entre humanos y vida silvestre.

En Argentina, la situación es especialmente grave. En los últimos 150 años, los jaguares han perdido más del 95 % del territorio, según di Martino. Se calcula que solo quedan entre 200 y 300 jaguares en el país, principalmente en las provincias de Salta, Jujuy y Misiones, aunque también podrían quedar algunos en los bosques del Chaco de las provincias de Chaco, Formosa y Santiago del Estero, según precisó el investigador.

 Mariua-and-cubs-in-Ibera휍혖-768x512Mariua, Karai y Porã, saliendo al Gran Parque Iberá. Imagen de Tompkins Conservation.

El plan es liberar al menos otros seis jaguares en el parque Iberá a lo largo de un año con el objetivo de crear una población sana y genéticamente diversa, dice di Martino. El equipo empezará liberando hembras, ya que tienen “territorios más pequeños y se dispersan menos”, lo cual podría ayudar a garantizar que los jaguares permanezcan en el parque.

“Una vez hayamos liberado varias hembras, liberaremos el primer macho porque el macho establece el territorio basándose no solo en la disponibilidad de presas, sino también en la disponibilidad de hembras, y si no hay un grupo de hembras que ya viva en el territorio, también se empezaría a dispersar [en búsqueda de hembras]”.

El parque tiene la capacidad de albergar unos 100 jaguares, dijo di Martino.

En los últimos 14 años, otros animales, como el hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), el venado de las Pampas (Ozotoceros bezoarticus), el pecarí barbiblanco (Tayassu pecari) y el guacamayo alirrojo (Ara chloropterus), también han sido reintroducidos en el parque como parte del proceso de recuperación de la vida silvestre.

Agustín Paviolo, experto en jaguares del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Instituto de Biología Subtropical de la Universidad de Misiones en Argentina, quien actúa como asesor científico del programa de reintroducción del jaguar, señaló que piensa que esta nueva población será “muy importante para la conservación del jaguar en Argentina”.

Jaguar-Cubs_-Ibera휍혖-2-768x512Los cachorros libres en el Gran Parque Iberá. Imagen de Tompkins Conservation.

“El proyecto ha sido planificado cuidadosamente durante muchos años”, dijo Paviolo a Mongabay en un correo electrónico. “Se ha creado un nuevo parque nacional en el área, y Rewilding Argentina tiene un buen equipo, infraestructura y recursos para mantener la iniciativa, así que esperamos tener éxito y que en unos pocos años podamos tener una nueva población aquí”.

Paviolo también dijo que espera que la reintroducción de jaguares “cambie el ecosistema por completo” con la regulación de las poblaciones de especies silvestres y los comportamientos de las presas.

“La experiencia es muy relevante para la conservación del jaguar en todo el mundo”, dijo. “No solo estamos restaurando una población donde las especies se extinguieron, también estamos aprendiendo a reproducir y preparar jaguares para reintroducirlos en la naturaleza. Esperamos que esta experiencia sirva para guiar el camino de la recuperación del jaguar en muchas regiones de América”.

Di Martino dice que no anticipa amenazas humanas para los jaguares, ya que Fundación Rewilding Argentina y sus socios han trabajado de cerca con la comunidad local para garantizar el apoyo al Parque Nacional Iberá y su proceso de repoblación.

“Tenemos buenos ejemplos de pueblos pequeños cuya economía se basa principalmente en el ecoturismo y la observación de especies”, precisó di Martino. “Así que, de esa forma, la gente ha empezado a apoyar la reintroducción del jaguar”.

Marcos García Rams, propietario de un rancho de ganado y operador de ecoturismo en la provincia de Corrientes, dijo que el programa de reintroducción del jaguar le produce “gran satisfacción” y que no le preocupa más que el felino pueda atacar a su ganado.

“No me preocupa en absoluto porque el territorio está lleno de presas para los jaguares”, le contó a Mongabay en un mensaje de audio. “En las 700 000 hectáreas de parque hay espacio para muchos jaguares. Hará falta mucho tiempo para que la población llene el espacio”.

Rams también dijo que es consciente de que los jaguares ayudarán a controlar las especies depredadoras, como capibaras, ciervos de los pantanos y caimanes, e introducirían un “importante equilibrio” entre otras especies depredadoras como zorros y pumas.

Sergio Flinta, senador que representa a la provincia de Corrientes, dijo que está encantado de que la comunidad apoye tanto el programa de reintroducción de jaguar.

“En realidad, lo que más me emociona es la reacción que tuvo la gente de Corrientes cuando se enteraron de la noticia”, dijo Flinta a Mongabay en un mensaje de audio. “Han seguido todo el proceso de cerca, genera un sentimiento de pertenencia para recuperar la identidad de Corrientes”.

Imagen principal: Mariua y sus dos cachorros antes de la liberación. Imagen de Tompkins Conservation.

Artículo original: https://news.mongabay.com/2021/01/big-cat-comeback-jaguars-prowl-argentinas-ibera-wetlands-after-70-years/

Te puede interesar