Polinización ¡Todo lo que tenés que saber!

Académicas 06/02/2021 Por Natalia Yepleue
Más de una vez habrás escuchado hablar de polinización pero, ¿alguna vez te preguntaste cuál es la relación entre la polinización y los alimentos que comemos a diario? ¿Y la relación entre la polinización y el mantenimiento de los ecosistemas?
importancia_de_la_polinizacion_3256_600

La polinización se trata de un proceso biológico en el cual el polen es transportado desde las estructuras masculinas de la flor hacia las estructuras femeninas. La transferencia de polen puede tener lugar:

-En la misma flor: proceso conocido como autogamia o autopolinización.
-Entre flores de la misma planta: proceso denominado geitonogamia.
-Entre flores de plantas distintas: proceso llamado alogamia o polinización cruzada.

Existen diferentes tipos de polinización, la clasificación está basada en los distintos agentes polinizadores, estos son, factores tanto bióticos como abióticos que facilitan la polinización. Entre ellos encontramos:

-Polinización por el viento, conocida como anemofilia.
-Polinización por insectos, llamada entomofilia.
-Polinización por aves, denominada ornitofilia.
-Polinización por murciélagos o quiropterofilia.
-Polinización por agua, nombrada como hidrogamia.

que_es_la_polinizacion_3256_0_600

Importancia de la polinización para las plantas

A través del proceso de polinización, la planta inicia con su ciclo reproductivo que, luego de un tiempo, culmina con el desarrollo de frutos con sus respectivas semillas, las cuales germinarán y originarán nuevas plántulas.

Así, la polinización permite la reproducción de las plantas; sin embargo, no es el único tipo de reproducción que existe, ya que es posible la formación de semillas sin que haya tenido lugar la polinización. Este fenómeno se conoce como apomixis.

Importancia de la polinización para el medio ambiente

Los organismos no son entidades aisladas, sino que se relacionan entre sí mediante múltiples interacciones que en conjunto forman complejas redes de interacción.

En particular, la polinización es una interacción mutualista, en la cual ambas partes se benefician: la planta se reproduce y logra perpetuarse y el agente polinizador, si es un ser vivo, ya sean insectos u otros animales polinizadores, consigue alimento. Por esta razón, la polinización es un proceso fundamental que contribuye a mantener la biodiversidad y asegura el funcionamiento y estabilidad de los ecosistemas.

Importancia de la polinización de las abejas

La polinización llevada a cabo por abejas es, sin duda, el ejemplo más conocido de insectos polinizadores. Tal es así, que el proceso presenta su propio nombre: melitofilia.

La importancia de la polinización de las abejas radica en que, por su comportamiento, visitan con frecuencia una gran cantidad flores, lo cual las posiciona como agentes polinizadores eficientes, en comparación con otros. Además, se las considera como el grupo mejor adaptado a la visita floral y por el gran número de especies y su abundancia resultan esenciales para la polinización. Incluso Albert Einstein una vez dijo "Si las abejas desaparecen al hombre le quedarían 4 años en la Tierra", aunque la frase suene un poco drástica, la preservación de las especies de abejas es primordial para la conservación de los ecosistemas y nuestra vida en la Tierra.

importancia_de_la_polinizacion_de_las_abejas_3256_3_600

En las últimas décadas, las poblaciones de polinizadores han disminuido principalmente por la mala utilización de los plaguicidas y el monocultivo. Asimismo existen otros factores que contribuyen a la disminución de sus poblaciones, como lo son la pérdida y fragmentación de hábitats y el cambio climático.

Hoy en día, existen alternativas frente a la falta de polinizadores. Una de ellas es la polinización artificial, producida solamente por la mano del hombre. En este tipo de polinización, se recoge mediante pinceles el polen de las estructuras reproductivas masculinas de la flor, se traslada hacia las estructuras reproductivas femeninas y luego se cubre la flor para que continúe con su ciclo reproductivo. Vale aclarar que si bien la técnica es útil, la conservación de las especies polinizadoras resulta primordial en pos del buen funcionamiento y equilibrio de los ecosistemas.

El bienestar humano está ligado al proceso de polinización. Esta afirmación no solo es certera, si no que esta originada por varios motivos. En primer lugar, nuestra calidad de vida está directamente relacionada con la salud del ambiente que habitamos. En este sentido, el proceso de polinización es fundamental ya que, como mencionamos anteriormente, contribuye a la estabilidad de los ecosistemas.

Por otro lado, y no menos importante, la producción agrícola se encuentra estrechamente ligada con el proceso de polinización, particularmente la producción de cultivos hortícolas y forrajeros, ya que dichos cultivos necesitan ser polinizados. De hecho se estima que el 35 % de los cultivos agrícolas del mundo requieren de la polinización para conseguir una producción provechosa y que en el 70% de los cultivos se ha notado una mejora en su producción debido a los agentes polinizadores. Esto revela la importancia de la polinización en la agricultura, también la importancia económica de la polinización, así como de los agentes polinizadores, ya que de ellos depende, en cierta magnitud, la diversidad de alimentos, el precio de los mismos y la nutrición humana.

Bibliografía
Sandoz, M. A. M. (2016). Efectos del cambio climático sobre la polinización y la producción agrícola en América Tropical. Revista Ingeniería, 26(1), 11-20.

Te puede interesar