El impotante rol de la mujer en el medio ambiente

Actualidad 08/03/2021 Por Natalia Yepleue
La salida de la crisis de la COVID-19, que no puede sino ser una salida verde y circular, abre la puerta a un proceso de cambio y transformación, en definitiva, un proceso de modernización, que requiere de medidas que hagan a nuestras sociedades más justas y que tengan en cuenta una perspectiva de género.
8M-2021

Bajo el lema “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”, el 8 de marzo celebramos una nueva cita del Día Internacional de la Mujer, con la que se pretende poner en valor la importancia de las mujeres y niñas de todo el planeta para construir un futuro más igualitario, inclusivo, sostenible y libre de pandemias.

La salida de la crisis de la COVID-19, que no puede sino ser una salida verde y circular, abre la puerta a un proceso de cambio y transformación, en definitiva, un proceso de modernización, que requiere de medidas que hagan a nuestras sociedades más justas y que tengan en cuenta una perspectiva de género.

Y es que, de acuerdo con la ONU, las mujeres desempeñan un papel esencial en garantizar la protección de ecosistemas frágiles, la capacidad de las familias para sobrevivir a los desastres naturales y la gestión justa, eficiente y sostenible de los recursos naturales. Si bien, aunque las mujeres han demostrado sus capacidades para la gestión y adaptación al cambio climático, con frecuencia sus aportaciones son menospreciadas o infravaloradas.

El sector farmacéutico cuenta con los índices más altos de mujeres en puestos directivos y la menor brecha salarial del conjunto de la economía española

Por este motivo, hay que destacar que el sector farmacéutico, además de jugar un papel esencial en la lucha contra la crisis sanitaria y social en la que estamos actualmente inmersos, garantizando el suministro de medicamentos y liderando la investigación de tratamientos y vacunas eficaces mediante un modelo económico basado en el empleo cualificado, la investigación, el desarrollo y la innovación, muestra los índices más altos de presencia femenina en puestos directivos y la menor brecha salarial del conjunto de la economía española.

Este compromiso del sector farmacéutico contra las desigualdades de género tiene también su reflejo en SIGRE, donde el 60% del talento cualificado que desarrolla su labor profesional en esta entidad es femenino. Como reflejan tanto sus Códigos de Conducta como su Política de Recursos Humanos, SIGRE impulsa y promueve la igualdad entre mujeres y hombres al aplicar este principio en sus políticas de gestión de recursos humanos (selección, contratación, formación, promoción, retribución, condiciones de trabajo y conciliación de la vida familiar y laboral) y relación con sus proveedores, rechazando de manera explícita toda forma de discriminación directa o indirecta por razón de sexo.

Por ello, con motivo del 8-M, SIGRE quiere poner en valor la contribución de todas las profesionales del sector farmacéutico, por su talento, dedicación y atención al ciudadano y fomento de la I+D, en su intensa labor diaria desempeñada en todo lo relativo al bienestar social, al cuidado de nuestra salud y a la protección del medio ambiente.

Te puede interesar