Hoy se celebra el Día Internacional del Mar

Actualidad 17/03/2021 Por Redacción
Acontece cada 17 de marzo y tiene como objetivo concienciar a la gente de la importancia de los mares.
NPWF_223

Se denomina “Mar” al conjunto del sistema oceánico de la Tierra, que incluye al Pacifico, Índico, Atlántico, Ártico y Sur. Pero el término mar también se emplea para referirse a los cuerpos de agua continentales que se encuentran claramente delimitados, como es el caso del Mediterráneo, el del Norte o el Aral. Generalmente tienen agua salada, pero hay excepciones como el mar de Galilea que tiene agua dulce. La Convención de las Naciones Unidas ha declarado que, toda la masa de aguas oceánicas y marítimas son las que conforman el Mar en su definición más amplia y establece, como prioritaria la necesidad de proteger este sistema de aguas oceánicas y continentales de los numerosos peligros que se ciernen sobre él.

¿Qué problemas afectan al Mar?

La proliferación de zonas protegidas en el Mar podría salvar infinidad de vidas y ecosistemas, pero la realidad es que actualmente las áreas marinas protegidas son escasas, una situación que solo cambiará si se destinen fondos suficientes para la investigación, conservación y preservación. Es deseable que cuando llegue este momento aún quede algo por salvar. 

El mayor drama que tiene el Mar son sus vecinos autodestructivos, incapaces de reconocer que también son parte de la biota de la Tierra y que no hay un plan B, si con sus acciones destruyen el planeta. Los tres problemas que El periódico Verde reseña a continuación, no son los únicos, pero sí los de peores consecuencias y todos, son culpa nuestra.

225

Cambio climático

Este problema es producto de la desidia, negligencia, egoísmo y afán desmedido por consumir y malgastar recursos que tiene el ser humano. Durante demasiado tiempo no se tuvieron en cuenta las posibles consecuencias de las acciones antropogénicas y aún hoy, hay quienes niegan que la aceleración del cambio climático sea culpa nuestra.

El cambio climático es la peor y más preocupante amenaza que afecta a la salud de los océanos y del Mar global y se traduce en una suba acelerada de la temperatura y del caudal de sus aguas, así como de sus niveles de acidez y salinidad, además de un descenso acusado de las cantidades de oxígeno disuelto en ellas, indispensable para el mantenimiento de la biota.

Imaginar a un pez que está encerrado en un acuario y al que deliberadamente le acrecentamos la temperatura del agua, al tiempo que añadimos sal y ácido en su hábitat, revolvemos el lecho de su tanque y le quitamos su alimento. Esto es lo que le está pasando al mar y a su fauna y flora, a causa del cambio climático.

Contaminación y plásticos

Los plásticos y todo tipo de vertidos de productos químicos y de elementos no naturales, son los responsables del altísimo índice de polución que tienen los mares del planeta. Las “Islas de plásticos” que flotan en los océanos crecen y se multiplican y más y más tóxicos se vierten en sus aguas sin control.

Los plásticos asesinos son responsables de la muerte directa de millones de seres vivos: algunos quedan atrapados en redes o bolsas y se asfixian, otros se indigestan o envenenan al confundirlos con alimentos y hemos llegado al punto de que se han hallado microplásticos en el estómago de los seres más diminutos del mar: el zooplancton.

Con el sistema de cadena alimenticia que impera en la naturaleza, donde los predadores se alimentan de sus presas naturales, estos microplásticos y diferentes sustancias tóxicas como el mercurio, pasan al torrente sanguíneo de otros animales y como el ser humano los consume a casi todos, son los depositarios finales de estos venenos, muchos de ellos bioacumulativos.

227

Pesca no sostenible

Pescar es una actividad que el ser humano realiza desde tiempos inmemoriales; comenzó siendo un simple método para procurarse alimento, pero a día de hoy es un enorme negocio mundial, que maneja muchísimo dinero y uno de los grande responsables de la alarmante merma en la cantidad de peces y mariscos que aún sobreviven en sus hábitats naturales. El problema estriba en que, durante muchas décadas se ha practicado la pesca no sostenible, que es aquella que se basa en el empleo de métodos de captura poco respetuosos con el medio ambiente, como es el arrastre, el uso de explosivos, la caza indiscriminada de crías o impedir la reproducción de las especies al no respetar ni las épocas y ni las zonas de veda.

La sobreexplotación es un fenómeno que afecta a casi un tercio de las especies de peces y a casi la mitad de las de mariscos de todo el planeta y las subvenciones indiscriminadas no ayudan en nada a solventar este problema. A ello se le suma el gravísimo problema de la pesca ilegal que provee de especies en peligro de extinción a inescrupulosos que son capaces de pagar grandes cantidades de dinero por ellos.

Reflexionemos

El mar tiene un delicado equilibrio indispensable para la supervivencia de los diferentes ecosistemas que lo integran y la ruptura del mismo está acabando con miles de especies, vitales para que las cadenas alimenticias y la salud marítima se mantengan. Si no dejamos de contaminar, diezmar y maltratar al Mar, nuestro futuro como especie también tiene los días contados.

Fuente: Noticias Medio Ambiente

Te puede interesar